Felicitas Guerrero / Tras una breve discusión, Enrique Ocampo sacó un arma del bolsillo y dijo: «¡O te casas conmigo o no te casas con nadie!»

File:Recoleta 067.jpg

Bóveda de Martín de Álzaga, donde descansan los restos de Felicitas Guerrero de Álzaga. Cementerio de la Recoleta, Buenos Aires.

► Imagen tomada de: Wikipedia

Felicitas Guerrero (Buenos Aires, 1846 – 1872), fue una dama porteña, considerada en su época como la «mujer más bella de la República Argentina».

El 29 de enero de 1872, Felicitas Guerrero regresaba de la inauguración de un puente sobre el río Salado a su quinta de Barracas, donde se encontró con Enrique Ocampo (uno de sus pretendientes).

Enrique, que la amaba desde antes de su matrimonio con Álzaga, se sentía celoso de la relación que la viuda de Álzaga mantenía con Sáenz Valiente.

Tras una breve discusión, el hombre sacó un arma del bolsillo y dijo: «¡O te casas conmigo o no te casas con nadie!» Cuando Felicitas trató de escapar, Enrique le disparó por la espalda, hiriéndola a la altura del omóplato derecho.

Algunas versiones cuentan que tras el disparo, Enrique Ocampo se quitó la vida. Otras afirman que, tras oír la discusión de la pareja y el disparo, llegaron a la habitación del hecho Cristian Demaría —primo segundo de Felicitas, que supuestamente la habría amado en secreto— y su padre. Al ver la terrible escena, forcejearon con Ocampo y lo mataron, o bien Ocampo terminó muerto por un tiro escapado de su propia arma durante la lucha.

Felicitas, que aún estaba con vida, agonizó durante varias horas. Sus restos se encuentran en el Cementerio de la Recoleta, en la ciudad de Buenos Aires. Cuentan que las carrozas que llevaban a la familia de Felicitas Guerrero se cruzaron con las de la familia de Ocampo en la entrada del cementerio, donde hoy se encuentran ambos cuerpos.

Fuente: Wikipedia