Ray Bradbury: «Crónicas marcianas» / «¡Pobrecito el contribuyente!» / Escritor de fantasía, horror y ciencia ficción estadounidense

Ray_Bradbury_Crónicas_marcianas_El_contribuyente
«¡Pobrecito el contribuyente!» –Luciana

148

Ilustración y texto
de Carlos Alberto Arellano

Acabo de leer (una vez más) el capítulo de Crónicas marcianas, de Ray Bradbury, que lleva por título «El contribuyente». ¡Pobrecito el contribuyente! ¡Jajaja! ¡Qué pena me da! Les cuento: Resulta que el pobre hombre quiere ir a Marte, como tantos otros en esas crónicas. Ya no desea vivir en la Tierra. Sabe (o sospecha) que en pocos años habrá una guerra atómica que dejará a la Tierra convertida en un oloroso y humeante chicharrón. El contribuyente se encuentra en la plataforma de lanzamiento, del otro lado de una alambrada, pidiendo a gritos que lo dejen subir a un cohete. Pero los encargados de la seguridad se burlan de él. Al fin, cansados de tanto grito, de tanta súplica, lo introducen por la fuerza en una patrulla. Mientras se alejan, el contribuyente (con la nariz pegada en el vidrio de la ventanilla trasera) mira con tristeza al cohete que se va, que se va y que se va... ¡Mejor así! Ahora regresará a casa. Su señora lo está esperando. (Sí, tengo unas cuantas cosas que decirle).
Luciana


Índice